ppal

Vestir con estilo: acierta con tu look para ir a trabajar (también en verano)

Lo sabemos, y no es necesario que nos engañemos a nosotras mismas cada mañana con intenciones que no vamos a cumplir. No somos de esas (pocas) personas organizadas y previsoras capaces de preparar su ropa la noche antes. Alguna vez lo hemos intentado, pero, reconozcámoslo, no nos sale. Por lo tanto, una pregunta que prácticamente todas nos hacemos cada mañana antes de ir a trabajar es: ¿Y qué me pongo hoy? (seguido del ya clásico: “es que no tengo nada”). Si encima es verano la cosa parece que se complica, ya que lo que realmente apetece es tirar de shorts, vestiditos cómodos y ligeros y, ya puestos, dejar tus pies al aire con unas maravillosas chanclas… un modelito que, seamos sinceros, casi en el 100% de los casos no resulta nada adecuado para nuestro puesto de trabajo. Por supuesto, no debemos estar dispuestas ni a perder el decoro ni, mucho menos, a renunciar a nuestro estilo (y dicho sea de paso, tampoco a pasar calor con ese traje de chaqueta oscuro que tantas mañanas nos hemos puesto sin descanso después de apagar cinco veces el despertador y que nos haya cogido el toro).

Pero no te compliques la vida. Hay muchos estilos de vestir a la hora de configurar tu armario para acertar y lucir palmito por los pasillos de tu oficina con clase y personalidad. Lo más importante: sé fiel a tus gustos y elige las prendas clave que mejor pueden ayudarte a vestir con estilo y a triunfar con tus look para ir a trabajar (sí, sí, también con este calor).

 

look-trabajo-2

 

Por eso, si te has quedado sin ideas o no sabes cómo afrontar los días de trabajo en la oficina con un look acorde a las altas temperaturas, te damos algunos consejos para que puedas tener el manual de estilo de vestir perfecto de una working girl:

 

SIEMPRE ETERNA: LA CAMISA BLANCA

Un must temporada tras temporada, estación tras estación, es la siempre eterna camisa blanca. Una de las piezas más versionada y adaptada por diseñadores y marcas de moda pero que nunca puede faltar, al menos en su versión más clásica, en tu armario. Si además quieres hacerte con algun diseño especial, este verano opta por un modelo de encaje, que siempre le aportará un toque romántico a tu look.

Acompaña tu camisa blanca con unos pantalones culottes, que siguen pegando fuerte y no nos abandonan tampoco este verano, o unos pantalones palazzo (incluso mejor con algún diseño o estampado original). Irás comodísima, al mismo tiempo que estarás combinando la sobriedad de una prenda formal con la frescura de otras piezas más livianas.

Para los complementos, la camisa blanca da muchísimo juego. Dale un toque minimal con un pequeño colgante que dé a tu outfit ese puntito sutil de estilo al mismo tiempo que le aporte una pincelada de sobriedad y elegancia, o llénala de color con un maxi colgante o unos pendientes más originales y llamativos.

 

AMERICANA O BLAZER

No nos abandona ni con agua caliente y, aún así, debemos darle las gracias eternamente. Un blazer es la típica prenda capaz de darle a casi cualquier tipo de look un cierto aire de elegancia y formalidad: ya lo lleves como un traje de chaqueta completo con pantalones del mismo color o con vaqueros. Para las temperaturas veraniegas, elige un blazer fluido, de tejido ligero y, por supuesto, déjate llevar por los colores y diseños de la temporada.

Un must have en tu armario: una americana blanca. Súper combinable y una prenda fetiche a la hora de aligerar tus look para ir a trabajar y dotar a tus estilismos de un punto de formalidad y, por qué no, de sensualidad en su justa medida.

Eso sí, ¡lleva tu americana siempre abierta! Además, combínala con unos buenos pendientes o, si eres de las que te gusta llevar las mangas remangadas, con un  brazalete o pulsera original  que ponga ese puntito diferente y arriesgado a tu estilismo.

 

VESTIDO CAMISERO

Viene pisando fuerte durante los últimos años y se ha convertido en una prenda todoterreno por excelencia. Hablamos del vestido camisero, una prenda que, de una manera sencilla y práctica, no hace más que aportarnos múltiples ventajas: se trata de un vestido cómodo, fresco y ligero que, además, no requiere de muchos esfuerzos a la hora de combinarlo (ya que al tratarse de un vestido tienes la pieza completa, por lo que siempre será una opción perfecta si se te ha echado el tiempo encima)…

Para darle un toque personal y diferente, juega con los complementos: marca tus formas con un original cinturón, aporta a tu look un toque distintivo con los zapatos y, por supuesto, atrévete con todo tipo de joyas que griten a los cuatro vientos que estamos en verano. Para ello, ¿conoces ya Nautic?

 

UNA APUESTA SEGURA: UNA FALDA ORIGINAL

Otra orden de obligado cumplimento en el manual de vestir perfecto para ir a la oficina: invierte en una falda especial. Con unas sandalias y una sencilla camiseta podrás lograr un look perfecto que, además, te servirá para todo el día. Puedes darle incluso un toque más veraniego con la “inmortal” (y siempre apañadísima) chaqueta vaquera, una prenda básica y que, aunque nunca ha pasado de moda, este año se reinventa para darle a tus outfits ese aire más informal y rebelde que le reste a tu estilismo profesional un poco de sobriedad. Y porque ir a la oficina no siempre tiene que ser sinónimo de aburrimiento.

Para tus complementos, opta por unas sencillas pulseras de oro o plata y unos pendientes de perlas. Conseguirás una mezcla súper chic de estilos al contrastar el toque informal del tejido denim con el estilo clásico de las perlas.

 

look-trabajo-1

 

JUÉGATELO TODO AL MONOCOLOR

Una opción muy de moda esta temporada sigue siendo arriesgar y apostar por el monocolor. Por lo tanto, atrévete y juégatelo todo a un solo color (incluyendo complementos) también a la hora de elegir tus look para ir a trabajar. Te aseguramos un resultado sencillo, rompedor y muy elegante. Arriesga con los colores de la temporada: rojos, rosa cuarzo y colores empolvados… tienes toda una gama Pantone 2016 para elegir.

El total white también puede ser perfecto y es tendencia esta temporada. Eso sí,  en este caso combínalo con accesorios en algún color que le sume elegancia y sirva de contraste, por ejemplo, complementos y joyas en negro o en oro amarillo.

Por último, si es viernes y te decantas por el clásico “todo al negro” acompaña tu outfit de un buen reloj, una pulsera atrevida y dale un toque de color con tus complementos (por ejemplo, una cartera de mano original…). Porque nunca se sabe cómo pueden acabar esas cervecitas de final de semana.

 

look-trabajo-3

 

UN TOQUE VERANIEGO: CUÑAS EN SU VERSIÓN MINIMAL

Para caminar con garbo y pisando fuerte por la oficina, hazte con unas cuñas en su versión minimal. Además de resultar comodísimas, lejos quedaron los modelos de esparto estándar que solíamos utilizar desde tiempos inmemoriales para ir a la playa. Hoy nos encontramos con un calzado totalmente reinventado que podemos encontrar en una infinidad de modelos y versiones: madera, rafia, corcho… lo que convierte a las cuñas en una opción más a la hora de complementar nuestros look para ir a trabajar. Para ir elegante, busca modelos monocolor y en tonos discretos y elegantes: nude, camel, negro…

Hay un comentario en “Vestir con estilo: acierta con tu look para ir a trabajar (también en verano)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *