niña cabecera

10 consejos para ayudar a nuestros hijos en la vuelta al cole

Llega septiembre y, aunque el calorcito y los días largos nos invitan a tratar de aprovechar los últimos coletazos del verano, la realidad es que si hay un “sinónimo” para septiembre ése es la vuelta al cole. Y es que, desde bien pequeños y casi de manera inconsciente, prácticamente todos relacionamos el mes de septiembre con el fin de las vacaciones, los exámenes de recuperación o, cómo no, la llegada del nuevo curso. Es cierto que la mayoría de los niños reciben con ilusión y muchas ganas la vuelta al cole: reunirse de nuevo con sus compañeros, estrenar libros y materiales nuevos, sentirse mayores porque ya están en quinto… ¡En quinto!

Sin embargo, también es verdad que el regreso al colegio implica una serie de “preocupaciones” también en los más pequeños: adaptarse de nuevo a los horarios y a la rutina, el nerviosismo ante las dificultades que puede suponer un curso más (con todo lo que habrá que estudiar, que todo el mundo sabe que quinto es el año más difícil) o, un clásico entre los clásicos, el miedo al nuevo profesor.

Para afrontar con energía, positivismo y, sobre todo, con naturalidad y tranquilidad la vuelta al colegio, los padres podemos ayudar a nuestros hijos a superar este proceso de adaptación. Porque, ¿quién ha dicho que el “síndrome postvacacional” es solo una cuestión de adultos?

Toma nota de estos consejos y ayuda a tus pequeños a que su vuelta al cole sea lo más suave y progresiva posible.

 

A photo by Ben White. unsplash.com/photos/lVCHfXn3VME

 

Volver a los madrugones

Sin ninguna duda, uno de los aspectos más duros del regreso a la rutina y al colegio es la vuelta a los madrugones… ¡y eso para toda la familia! Para afrontar esta situación, lo ideal es adaptarse de forma progresiva al horario escolar y empezar, si es posible, una o dos semanas antes del inicio del curso. Para ello, fija una hora para irse a dormir y para  levantarse unos días antes de empezar el curso, ya que así evitarás que tus hijos vayan cansados desde el primer día de clase. Y no bajes la guardia: aunque aprovechéis el fin de semana para viajar o hacer planes fuera de casa trata de mantener los mismos horarios también durante los días festivos.

Reestablecer el orden de las comidas

Al igual que ocurre con el sueño, los horarios de comida y la dieta son aspectos fundamentales a la hora de que los niños se acostumbren de nuevo a la rutina del curso escolar. Por ello, y también unos días antes del inicio de las clases, intenta establecer un ritmo y unos horarios de comidas fijos, así como una dieta sana, variada y equilibrada. Y deja para el fin de semana o para alguna ocasión especial esos caprichitos que han hecho las delicias de los más pequeños durante todas las vacaciones.

 

 

Preparando la mochila

No hay nada que haga más ilusión a un niño que preparar su material escolar de cara al nuevo curso. Implícate en este proceso y ayuda a tus hijos a comprar los libros, forrarlos con su papel favorito, preparar el uniforme, elegir la mochila (que por supuesto es un elemento fundamental y tiene que ser la más chula, ya que acompañará a tus hijos en todas las experiencias de este nuevo e ilusionante año)…

 

materiales

 

Y por qué no: una vuelta al cole con estilo

Junto con el material escolar, los más pequeños de la casa necesitan un armario adaptado al sinfin de actividades del nuevo curso. Ropa funcional, zapatos todoterreno, zapatillas deportivas para sus actividades extraescolares y complementos que aúnen el estilo con la comodidad. Porque a los niños también les gusta ir a la moda y lucir su propio estilo, tanto a través de su ropa como de complementos originales.

 

 

Destacar todo lo positivo

La forma ideal de fomentar en tu hijo las ganas, e incluso la curiosidad, de afrontar un nuevo curso es hablarle y destacar todas las cosas positivas que implica el inicio de un nuevo año. Porque quizás él todavía no se ha parado a pensar en todo lo bueno que conlleva la vuelta al cole: encontrarse con sus amigos, conocer niños nuevos, aprender cosas, excursiones, actividades extraescolares, apuntarse a algún deporte y formar parte de un equipo…

Dale tu apoyo al 100%

Aunque siguiéramos a rajatabla los consejos de los mejores especialistas del mundo para ayudar a nuestros hijos en este proceso, lo normal es que durante los primeros días o semanas muchos niños puedan presentar estrés, cansancio, apatía, tristeza, ansiedad, irritabilidad o falta de atención. No te preocupes, es algo transitorio y cada persona necesita un tiempo de adaptación. Lo único que debes hacer es escucharle, responder a sus preguntas, ayudarle con sus inquietudes y miedos… en definitiva, acompañarle en todo lo que necesite y darle toda tu confianza y apoyo.

Actividades al aire libre

En lugar de abusar de la televisión o pasar toda la tarde pegados a la tablet, debemos intentar preservar algún rato después del cole para que nuestros hijos realicen actividades físicas: ir al parque, montar en bici, patinar, pasar un rato en los columpios… De esta forma podrán liberar el estrés y eliminar de sus mentes las preocupaciones de la vuelta a la rutina.

 

parque otoño

 

Llévale al colegio siempre que puedas

Siempre que tus horarios laborales te lo permitan, trata de acompañar a tus hijos al cole. Y especialmente ese primer día de colegio, un día especial en el que tus pequeños estarán nerviosos y agradecerán tu apoyo y compañía. Eso sí, no hagas del momento de la separación un momento dramático ni te alargues mucho en el tiempo. Aborda la separación con alegría y naturalidad de manera que seas capaz de transmitirle a tus hijos esas mismas emociones. ¡Si nada más entrar en su nueva clase ya se habrán olvidado de ti! Cuando les recojas al final de su jornada, sé puntual y no les hagas esperar. Y, lo más importante, ¡escucha con atención todo aquello que tengan que contar, no hay nada más importante que el compañero de pupitre que les ha tocado este año!

Predicar con el ejemplo

Una premisa fundamental si quieres que tus hijos retomen, y asuman, sus responsabilidades con naturalidad: nunca les transmitas tu pereza, ansiedad o angustia por tener que volver a tu puesto de trabajo.

Organiza planes divertidos, también entre semana

Entre la infinidad de planes de las vacaciones y las tardes enteras haciendo deberes para el cole hay un abismo. Para que el cambio no sea tan drástico, intenta encontrar un equilibrio entre diversión y obligaciones. Para que la semana no se convierta en jornadas escolares de 12 horas, busca la forma de organizar planes divertidos que puedan compaginar con los días de colegio. Insistimos: no tienes que romperte la cabeza buscando el plan más original. Bajar al parque con su pelota favorita, convertir la compra en el supermercado en un rato divertido o hacer una masa de pizza casera para la noche del jueves pueden ser planes ideales cualquier día de la semana.

 

niño pimtando

Hay un comentario en “10 consejos para ayudar a nuestros hijos en la vuelta al cole

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *